Luego del anuncio de las reformas hacendarias en México, la mayoría de los hogares consideran el impuesto a alimentos y bebidas el más preocupante y las categorías impactadas concentran la mayor parte de sus ventas (71%) en el canal tradicional. Así lo revela el reporte Consumer Facts elaborado por la agencia de investigación de mercados Nielsen, en el que se registran hallazgos relevantes sobre el Entorno del consumo ante los cambios de las reformas hacendarias.

El estudio destaca que los hogares de NSE bajo son los más afectados, pues son quienes destinan una mayor parte de su ingreso a las categorías impactadas (12.8%), como lo son refrescos y galletas. Sin embargo, se prevé que este NSE no se afectará por el aumento de precio a alimento para mascotas y untables.

También se da a conocer que el desconocimiento sobre las nuevas reformas es mayor en las amas de casa de NSE Bajo y mayores de 45 años. En general, tres de cada 10 no están conscientes de las nuevas reformas.

Fuente: Revista NEO